jueves, 31 de enero de 2019

Formación sobre masculinidades igualitarias

Ayer acudimos a la Ciudad del Conocimiento de Dos Hermanas para asistir a las jornadas "Construyendo otras masculinidades desde la igualdad" impartidas por Erick Pescador, sociólogo y sexólogo, especialista en temas de género, igualdad y prevención de violencias machistas. Docente y formador de profesorado, fuerzas del orden, personal sanitario, funcionariado social y asociaciones, ha desarrollado un programa formativo en paternidades presentes y corresponsables dirigido a hombres. Desde el año 2.000 trabaja en Centros Educativos desde la investigación-acción para la prevención de la violencia machista, a través del Proyecto Ulises. Dirige el Centro de Estudios de Género y Masculinidades (CEGM), es Presidente de la Asociación para la Creación de Vínculos de Equidad (ACVE) y desde 2007 colabora con el Observatorio de la Salud de la Mujer del Ministerio de Sanidad.

Ha sido muy enriquecedor e interesante todo lo que hemos aprendido sobre este "nuevo" modelo de masculinidad basado en la igualdad que a veces pasa inadvertido y que los hombres igualitarios reivindican como propio.



Aquí os compartimos también un vídeo elaborado por el CEP de Alcalá de Guadaira al que pertenecemos como centro, que resume muy bien las ideas principales que se expusieron en la tarde de ayer.


martes, 29 de enero de 2019

Curso Educación Emocional - Sesión 1 (Nivel I)


Ayer por la tarde asistimos a la primera sesión del curso de Formación de formadores en Educación emocional llamado "Educación emocional e innovación educativa. Nuevos enfoques y herramientas prácticas", impartido por Alma Serra. El curso lo estamos realizando el profesor Luis Pinto y la coordinadora Rosa Pérez en representación del claustro, para después trasladar lo aprendido al resto de profesorado. La sesión completa podéis verla aquí.

En este primer día, Alma nos ha explicado que las emociones no pueden clasificarse como positivas o negativas. Que todas las emociones salen de dos grandes fuentes: el amor o el miedo, y a partir de ahí, surgen todas las demás. El amor hace que deseemos y favorezcamos el desarrollo integral de la otra persona o de mí mism@, si se trata del amor propio. Me acerca a otra persona o a mí mism@, mientras que el miedo me aleja. Así, la vida puede verse con las gafas del amor, o con las gafas del miedo.

Antropológicamente, hay estudios que demuestran que en el paleolítico las sociedades eran "matrísticas", éramos nómadas y para sobrevivir había que cooperar, trabajar unid@s. A partir del neolítico, el ser humano se sedentariza y en vez que colaborar un@s con otr@s, empieza a querer controlar, poseer, etc. y surge el patriarcado/matriarcado. Se pasa de la sociedad del amor a la sociedad del miedo. Se nos controla a través del miedo y es más fácil dominar a las masas.  En esta presentación se explica muy bien:




La educación emocional debe pasar del modelo de patriarcado al modelo matrístico, y "todo" es educación emocional, sólo cambia el modelo o la fuente desde la que queremos educar (miedo o amor). De la misma forma que enseñamos a sumar, restar, multiplicar, etc., las emociones son unas ecuaciones psicológicas básicas que vamos enseñándoles para ponerlas en práctica en diferentes contextos de la vida. Por lo que la mejor forma de aprenderlas es proponiendo a nuestro alumnado “problemas emocionales” que tengan que resolver, y practicar, entrenar esta capacidad, porque cada un@ vive las emociones de una forma diferente (teoría determinista vs. teoría constructivista de Lisa Feldman) dependiendo de su cultura, la sociedad en la que está y su experiencia personal. La propia Lisa lo explica en esta conferencia de manera magistral.


Por ello, es inmensamente interesante generar escenarios en las aulas para que nuestros niños y niñas puedan entrenarse en reconocer las sensaciones físicas, los problemas emocionales que se les proponen y poder resolverlos utilizando el pensamiento divergente: una situación tiene múltiples opciones para resolverse.

Así, cuanta mayor riqueza emocional, mayores competencias, mayor vocabulario, y con mayor nitidez seré capaz de ver las cosas y, por tanto, de resolverlas. De ahí la reflexión de que la educación emocional se basa en el vínculo con el docente y el día a día, sin tener necesariamente que adornar de "tecnología emocional" todo lo que hacemos. Es importante que el cambio sea personal (reflexión, planificación, propósitos, etc.) y luego vendrán las actividades y los recursos que utilizaremos para conseguirlo. Hay que saber adónde queremos ir y cómo vincularnos con nuestro alumnado.

También hemos diferenciado entre temperamento (carga genética que llevamos), personalidad (se va puliendo con las expectativas sociales que tengan sobre mí) y carácter (cronificación de la personalidad, lo que yo destaco de mi personalidad, la "máscara" que me puse y me la creí). Si no tengo facilidad para quitarme esa máscara, puedo acabar alejándome de lo que soy realmente. La educación emocional quiere que nos mostremos y que el alumnado se muestre tal y como es, sin miedo. Por ello, la teoría construccionista frente a la determinista de la educación emocional. La determinista parte de lo biológico, a que respondemos fisiológicamente ante determinados estímulos, mientras que la construccionista, reconoce que hay respuesta fisiológica pero va más allá, porque plantea que si tienes herramientas, puedes ser consciente y reconducir, cambiar lo que ocurre, reinterpretar lo que está sucediendo.

Por eso decimos que si construimos buenos escenarios para que el alumnado sepa reaccionar, es como darle "nitidez" a las emociones que sienten. Si escenifican algo que les ha pasado y les pedimos que hagan diferentes versiones de lo sucedido para que aporten diferentes soluciones, reconstruyen la historia para poner en práctica diferentes ecuaciones emocionales y poder elegir la más sana. De esta forma, ell@s tienen el control de cómo reaccionar ante lo que les ocurre, y podrán elegir cómo quieren vivir.

Nos ha encantado esta primera sesión y compartimos por aquí también otros recursos que nos han recomendado para profundizar más en el tema:





 





lunes, 21 de enero de 2019

Nuevo reto para el segundo trimestre


 

Durante este trimestre, vamos a tener como reto trimestral de centro mejorar e insistir en el uso de normas de urbanidad y buenos tratos con el propósito de que se interioricen y se utilicen en nuestro día a día a la hora de saludar, pedir permiso, dar las gracias, etc. tanto en el colegio como fuera de él, ya que entendemos que estas normas sociales deben extenderse a todos los ámbitos de nuestra vida.

Para concienciarnos aún más sobre la importandia de los buenos modales, compartimos este artículo del conocido portal "La mente es maravillosa" en el que se expresa muy bien "El valor de enseñar a los niñ@s a decir "gracias", "por favor" o "buenos días", escrito por la psicóloga Valeria Sabater.


Transmitir a l@s niñ@s la importancia de dar las gracias, de “pedir por favor” o de decir “buenos días” o “buenas tardes”, va más allá de un simple acto de cortesía. 

Estamos invirtiendo en emociones, en valores sociales, y ante todo, en reciprocidad. Para crear una sociedad basada en el respeto mutuo, en la que el civismo y la consideración marquen la diferencia, es necesario invertir en esas pequeñas costumbres sociales, a las que a veces, no prestamos la importancia que merecen. Porque la convivencia se basa al fin y al cabo en la armonía, en esas interacciones de calidad basadas en la tolerancia donde tod@ niñ@ debería iniciarse desde una edad temprana.
Soy de la generación del gracias, del por favor y del buenos días, de la misma que no duda en decir un “lo siento” cuando es necesario. Cualidades todas ellas que no dudo en transmitir en mis hijos, porque educar en respeto es educar con amor.
Un error en el que suelen caer muchas familias es en iniciar a l@s niñ@s en estas normas de cortesía cuando los más pequeños empiezan a hablar. Ahora bien, es interesante saber que el “cerebro social” de un bebé es tremendamente receptivo a cualquier estímulo, al tono de voz e incluso a las expresiones faciales de su padre y su madre. Lo creamos o no, podemos educar a un niñ@ en valores desde edades muy tempranas. Sus aptitudes son casi insospechadas y hemos de aprovechar esa gran sensibilidad en materia emocional. Te hablamos de ello.

Dar las gracias, un arma de poder en el cerebro infantil

Los neurocientíficos nos recuerdan que el sistema neuronal  de un niñ@ está programado genéticamente para “conectarse” con l@s demás. Es algo mágico e intenso. Incluso las actividades más rutinarias como alimentarlos, bañarlos o vestirles se convierten en improntas cerebrales que prefiguran en un sentido u otro la respuesta emocional que tendrá ese niñ@ en el futuro.

El diseño de nuestros cerebros, por así decirlo, nos hace sentirnos inexorablemente atraídos a su vez por otros cerebros, por las interacciones de tod@s aquell@s que están a nuestro alrededor. Así pues, un niñ@ que es tratado con respeto y que desde una edad temprana se ha acostumbrado a escuchar la palabra “gracias”, entenderá rápidamente que está ante un refuerzo positivo de gran poder y, que sin duda, irá desentrañando poco a poco.

Es muy probable que un ni@o de 3 años al que su padre y su madre han enseñado a decir gracias, por favor o buenos días, no comprenda muy bien aún el valor de la reciprocidad y del respeto que impregnan estas palabras. No obstante, todo ello crea un adecuado y maravilloso sustrato para que después las raíces fuertes y profundas.

Al fin y al cabo, la edad mágica comprendida entre los 2 y los 7 años, es la que Piaget denominaba como “estadio de inteligencia intuitiva”. Es aquí donde l@s pequeñ@s, a pesar de estar supeditados al mundo del adulto, van a ir despertándose progresivamente al sentido del respeto, a intuir ese universo que va más allá de las propias necesidades para descubrir la empatía, el sentido de la justicia y por supuesto, la reciprocidad.

La reciprocidad, un valor social de peso

Cuando un niñ@ descubre por fin lo que sucede en sus contextos más próximos cuando pide las cosas por favor y las concluye con un gracias, ya nada va a ser igual. Hasta el momento, lo llevaba a cabo como una norma prosocial pautada por l@s adult@s, algo que le confería refuerzos positivos por su buen comportamiento.
“La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo”
-Paulo Freire-
No obstante, tarde o temprano experimentará el auténtico efecto de tratar con respeto a un igual, y cómo esa acción revierte a su vez en él o en ella misma. Es algo excepcional, una conducta que le habrá de acompañar para siempre, porque tratar con respeto a l@s demás es también respetarse a un@ mism@, es actuar de acuerdo a unos valores y un sentido de convivencia basado en un pilar social y emocional de peso: la reciprocidad.

Será sobre los 7 años cuando nuestr@s hij@s descubran plenamente todos estos valores que conforman su inteligencia social. Es ese instante en que empiezan a dar más importancia a la amistad, a saber lo que implica esa responsabilidad afectiva, a entender y disfrutar de la colaboración, atendiendo necesidades ajenas e intereses diferentes a los propios.

Es sin duda una edad maravillosa donde todo adulto debe tener muy presente un aspecto esencial: debemos seguir siendo el mejor ejemplo para nuestr@s hij@s. Ahora bien, la pregunta mágica es la siguiente… ¿De qué manera vamos inculcando en nuestr@s hij@s desde edades tempranas esas normas de convivencia, de respeto y de cortesía?

Aquí ofrecemos unas sencillas estrategias a modo de indicaciones básicas para recordar a l@s niñ@s en cada situación.
  • ¿Has llegado o entrado a algún sitio? Saluda, di buenos días o buenas tardes.
  • ¿Te vas? Di adiós.
  • ¿Te han hecho un favor? ¿Te han dado algo? Da las gracias.
  • ¿Te han hablado? Responde.
  • ¿Te están hablando? Escucha.
  • ¿Tienes algo? Compártelo.
  • ¿No lo tienes? No envidies.
  • ¿Tienes algo que no es tuyo? Devuélvelo.
  • ¿Quieres que hagan algo por ti? Pídelo por favor.
  • ¿Te has equivocado? Discúlpate.
Normas sencillas que, sin lugar a dudas, le serán de gran ayuda en el día a día.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Hasta aquí el artículo, nosotr@s desde el centro estamos elaborando también una lista de buenas acciones y normas sociales a la que le iremos dando forma desde las distintas clases e iremos difundiendo a lo largo de estos meses. 

 http://1.bp.blogspot.com/-1M9HLXJAfXs/Vawq83f6beI/AAAAAAAAAIY/_OFo5P9D9Jo/s1600/modales.PNG

lunes, 14 de enero de 2019

Nuevo encuentro de Montequinto Coeduca

El próximo miércoles día 16 tendrá lugar a las 17:30 en la Biblioteca de nuestro barrio el segundo encuentro del grupo "Montequinto Coeduca" en el que se tratarán los siguientes puntos:

- Valoración de las actividades conjuntas realizadas en el primer trimestre.
- Ponencia formativa "Socialización y coeducación" a cargo de Carolina Alonso.
- Propuesta y toma de decisiones sobre nuevas actividades.
- Sugerencias para incluir otros puntos.

Os recordamos que es una actividad abierta a todos los sectores de la comunidad educativa y puede acudir cualquier persona interesada en unirse a este proyecto, el cual busca hacer de nuestro barrio un lugar coeducativo e igualitario. 

¡Os esperamos!